El ser humano es uno solo en cualquier lugar del mundo pero existen siempre sutiles diferencias culturales que pueden hacer la diferencia al momento de hacer negocios.

A continuación una reseña de esos consejos culturales que nos ayudaran a estar preparados cuando queramos hacer negocios en China.

1. Aprender algo de Chino Mandarín. Si bien aprender Chino no puede ser algo práctico lo que sí puede hacer es aprender algunas frases cortas que puedan causar una buena impresión al momento de tener una reunión de negocios.

2. Contar con un Traductor. Contrate a un traductor capacitado que no se limite a traducir lo que susted diga sino que ponga en contexto cultural lo que usted quiera decir.

3. En China las Reuniones van Lento. No se preocupe si en las primeras reuniones con Chinos usted se lleva la impresión que ha avanzado muy poco en sus negocios. Los chinos tratan en las primeras reuniones de conocer a las personas con las cuales piensan hacer negocios antes de comenzar a hacerlos. Esas reuniones aparentemente inútiles son en realidad el inicio de la construcción de una relación de confianza con su par chino.

4. Aparentes reuniones de negocios sin lógica. Cuando las negociaciones empiezan es usual que los chinos le presenten una posición de negocios una y otra vez de distintas formas a pesar que usted ya la haya rechazado. Algunas veces parece ilógico pero en realidad el hombre de negocios chino está allí haciendo culturalmente lo que suele hacer en los negocios que es llevarlo al extremo para que cuando surjan elementos importantes en la negociación usted ceda rápidamente si poner resistencia.

5. Todo desde cero. No es inusual que usted tenga largas horas de negociación para que luego su interlocutor le diga que va a llamar a su jefe y éste se presente y se reinicie la negociación de cero.

6. Todo se vuelve a negociar. Tampoco es inusual que a pesar de haberse cerrado un acuerdo y firmado un documento incluso, luego se vuelva a reabrir las negociaciones si surgen nuevos elementos que no fueron contemplados.

7. Mejor por escrito. Tome con pinzas los ofrecimientos verbales hechos por su contraparte chino en una negociación. Le pueden decir que tienen los proveedores, el transporte y demás pero en realidad no tienen nada. Esas exageraciones son usuales al momento de hacer negocios en China. Si usted no tiene evidencia concreta que esas afirmaciones son ciertas las debe asumir a su riesgo.

8. Dejar cosas en la mesa. Prepare usted sus propias exigencias que así no sean importantes, usted pueda dejar de lado para poner en evidencia un compromiso en el negociación. Esto le dará a su contraparte una sensación de éxito cuando usted renuncia a dichas exigencias.

9. Es importante que usted proyecte confianza en sí mismo. No demuestre desesperación sino tómese su tiempo antes de tomar decisiones para así no envalentonar a los chinos en la negociación.

10. Asegúrese tener el tiempo suficiente y estar descansado antes de ir a una negociación. Las negociaciones pueden ser largas y tediosas y usted debe tener energías suficientes para llevarlas adelante en una forma pausada. Recuerde que en China todo es más lento y largo.

11. Tenga en cuenta que en China lo más importante son las relaciones de confianza. A diferencia de la cultura occidental no se da mucho valor a los acuerdo firmados o contratos.

12. Tener socios chinos. En igual manera las leyes comerciales en China generalmente tienen una preferencia por las empresas locales frente a las extranjeras, por eso es importante que se apoye en su socio chino y en el derecho que le asiste para tener éxito en sus negocios en dicho país.

FUENTE: Haganegocios
Imagen: Forbes México